accueil
Peter Vandendriessche

Cien años de soledad de Márquez:
interrogación sobre la ficción

Por cada comentario o pregunta: groupedumercredi@uitgeverijlef.be

En este trabajo comento la novela Cien años de soledad del escritor colombiano Gabriel García Márquez. En el primer parte hay una síntesis de la intriga de la novela basada en el árbol genealógico de la familia Buendía [1], con un breve comentario de algunos rasgos de esta novela misteriosa y compleja. En la segunda parte se encuentra una lectura del artículo "Magical realism and the theme of incest in One Hundred years of Solitude" de Edwin Williamson que analiza el motivo del incesto en la novela. Al final del trabajo comento este artículo.

Cien años de soledad

La novela nos cuenta la historia del pueblo Macondo a través de la familia de su fundador José Arcadio Buendía y su familia. Este se casó con su prima Úrsula y abandona su pueblo natal a causa del espectro de Prudencio Aguilar. Lo ha matado porque ha echado a su cara que sea impotente. Se observan ya tres motivos importantes del libro que son el incesto, el realismo mágico y el sexo.

Después de una peregrinación larga, funda junto con otras familias escapadas Macondo al lado de un río, dónde está el alcalde oficioso. Tiene con Úrsula tres hijos, a saber el futuro coronel Aureliano, José Arcadio y Amaranta. Úrsula siempre teme que los hijos nacidos tengan una cola de cerdo, pero sólo el último descendiente, Aureliano, tiene una cola. Aureliano se convierte en liberal, después de haber visto que los conservadores falsifican las elecciones. Lo ve porque el padre de su mujer muy joven (aún fue púber cuando se casaron) fallecido, amaña las elecciones. Como coronel hace 32 guerras, junto con su confidente Gerineldo Márquez, contra los conservadores antes de retirarse en Macondo donde se dedica a fabricar peces de oro.

José Arcadio, que después va a salvar a su hermano cuando el coronel sería ejecutado [2], se fuga de su casa con un grupo de gitanos y cuando vuelve, completamente tatuado, se casa con Rebeca, una chica de que Úrsula ha hecho cargo, a pesar de su prometido Pietro Crespi. Antes del regreso de José Arcadio, la hija de Úrsula y José Arcadio Buendía, estaba envidiosa de Rebeca de tal manera de sabotear sus planes de boda. A través de la novela algunos hombres la han pedido en matrimonio pero Amarante no lo acepta curiosamente cada vez.

José Arcadio y el coronel ambos tienen un hijo con Pilar Ternera, una cartomántica que están asimilados en la familia Buendía. Uno de esos dos, Arcadio, está el "alcalde" de Macondo bajo la autoridad del coronel y será fusilado por los conservadores. Intenta de seducir Pilar Ternera, pero ella le une con Santa Sofía de la Piedad. Tendrán una hija, Remedios la bella, y gemelos, Aureliano II y José Arcadio II. Esos dos se diviertan con cambiar de nombre porque se asemejan, y cuando serán enterrados, serán puestos al revés en sus sepulcros. Mientras tanto, el coronel sufre de su conciencia y firma la rendición. Aureliano II se casa con Fernanda del Carpio, que cree ser descendiente de entre otros Lope de Vega, pero tiene Petra Cotes con amante porque cuando hace amor con ella, su ganado multiplica increíblemente. Aureliano II y Fernanda tienen tres hijos, José Arcadio, Renata Remedios llamada Meme y Amaranta Úrsula.

Mientras tanto, el coronel fallece y se construye un ferrocarril en Macondo. Con ese ferrocarril se amena una compañía bananera. Tras algunos años los trabajadores de la compañía se oponen al clima laboral terrible con una huelga inmensa bajo la dirección de José Arcadio II. Durante esa huelga el ejército mata 3.000 personas y José Arcadio está el único superviviente; el gobierno hace creer la populación de Macondo que los asesinados han vuelto a su tierra natal. Después de esa huelga, llueve durante cuatro años. La ganadería de Aureliano II deteriora y todo Macondo. Tras la lluvia, Úrsula enmienda de su senilidad y continuando a hacer creer que no está ciega, limpia la casa desolada por el grado de humedad muy superior. Pero muere poco después a la edad de 120 años y Santa Sofía de la piedad dejé la casa, harta de limpiar.

Durante que Aureliano, el hijo bastardo de Meme y un mecánico de la compañía Mauricio Babilonia, sigue estudiando los pergaminos de Melquíades, su tía Amarante Úrsula acaba sus estudios en Bruselas y vuelve a su pueblo natal, casada con un flamenco, Gaston, que quiere instaurar un correo aéreo en Macondo y que es entomólogo; estudia los diferentes insectos que han conquistado la casa. Aureliano se enamora de su tía, y no se dan cuenta que cometen incesto porque Fernanda del Carpio pretendió que lo ha hallado en un cesto navegando por el río. Esto refiere claramente al relato bíblico de Moisés. Entretanto Aureliano hace amistad con cuatro jóvenes, entre otros Gabriel Márquez, y un profesor catalán de lenguas clásicas. Este le suministra libros que le ayudan a descifrar los pergaminos.

El profesor deja Macondo e incita a los amigos de hacer de mismo y olvidar todo lo que les ha aprendido. Al final del libro, Aureliano ha descifrado el código de los pergaminos de Melquíades donde está descrita la historia de Macondo. Cuando lee que Macondo va a ser arrasado por el viento, el viento y está allí.

Cien años de soledad ciertamente es una novela misteriosa y muy compleja, y se pasan tan cosas que dar una síntesis de la intriga no es fácil. Por eso he optado de organizarla en cuanto a la dinastía de los Buendía; esa opción se defiende también porque el libro mismo es organizado así, sólo hay descripciones de otras personas si guardan relación con miembros de la dinastía.

Tres características de Cien años de soledad

En mi parecer el aspecto misterioso de la novela se explica por mayor parte por tres de sus rasgos, a saber el aspecto mítico, el realismo mágico y el deseo transgresivo del narrador.

Desde el comienzo del libro el lector recibe la impresión que el narrador no quiere dar muchos datos concretos sobre el "hic et nunc" de la historia: nunca hay datos concretos o ciudades reales. Gusta a Úrsula a repetir que el tiempo es circular.

<...> una vez más se estremeció con la comprobación de que el tiempo no pasaba, como ella lo acababa de admitir, sino que daba vueltas en redondo. (cas, 371)[3]

Eso es un rasgo típico del mito. Otra característica es que la mayor parte de los mitos son historias de creación. Al principio de la novela leemos que "el mundo era tan reciente que muchos cosas carecían de nombre" (cas, 59). Con eso, Márquez pone la atención en el hecho de que el mundo de la ficción es construido con palabras. Este motivo recurre durante la enfermedad de insomnio que contaminaba todo el pueblo y que tiene como efecto secundario la amnesia. Para contraatacar la amnesia, escriben el nombre y el modo de empleo en cada cosa y animal.

Aureliano escribió el nombre en un papel que pegó con goma en la base del yunquecito: tas. Así estuvo seguro de no olvidarlo en el futuro. <...> José Arcadio Buendía lo puso en práctica en toda la casa y más tarde lo impuso a todo el pueblo. Con un hisopo entintado marcó cada cosa con su nombre: mesa, silla, reloj, puerta, pared, cama, cacerola. Fue al corral y marcó los animales y las plantas: vaca, chivo, puerco, gallina, yuca, malanga, guineo.

Tal vez no está casual que Melquíades aporta el remedio, él que ha escrito un libro (¡en el libro de Márquez!) sobre la historia de Macondo. Eso hace que da cuestiones sobre el estatuto de la ficción, aunque esta técnica narrativa no es original de Márquez y me parece volverse gastada. El fallecimiento de Melquíades antes del final del libro también cuestiona la ficción en general: ¿Es porque Márquez quiere indicar que el autor no es el dictador de la significación de sus elucubraciones?, ¿El código de los pergaminos indica que la ficción tiene un código y mensaje propios que sólo conocemos cuando hemos acabado la lectura de la novela? Tal vez el mito en Cien años de soledad trata de creación ficcional...

El realismo mágico del libro ya ha sido muy comentado en la crítica, y de verdad, está muy frecuente en Cien años de soledad. Niños que vuelan en una alfombra, la sangre derramada de un hombre (José Arcadio) que va a su madre que está a varios kilómetros del lugar del homicidio,... Estos no son hechos científicamente posibles. No obstante ocurren en la novela sobre Macondo. El sueño de José Arcadio sobre Macondo ("José Arcadio Buendía soñó esa noche que en aquel lugar se levantaba una ciudad ruidosa con casas de paredes de espejo. (cas, 80-81); recurre entre otros al última página: "la ciudad de los espejos (o los espejismos)" (cas, 448) ) aclara ese aspecto de la novela. Cada persona ve así si mismo en la ciudad.
- ¡espejos!- y por extenso ve la ciudad de su manera. No sólo el libro es modernista, ¡todos los personajes lo son en cuanto de su "paradigma" propio! Otra vez, Márquez interroga el estatuto de la ficción, de tal manera que nos preguntamos, entre otros: ¿La huelga organizada que resultaba a 3.000 muertos, era un espejismo (cas, 448) o no?

La trasgresión, término de Georges Bataille, es la última característica de la novela que quiero comentar. Sabiendo que "la transgression n"est pas la négation de l"interdit, mais elle le dépasse et le complète" [4], Márquez nos obliga de interrogar las normas que nos infligimos. La novela está llena de transgresiones y de tabús. El narrador cuenta sin vergüenza de sexo, incesto, dimensiones de penes, la incredulidad en Macondo,... Entre otros nos da el problema eterno de la identidad cuando nos cuenta que Úrsula está enfadado con José Arcadio porque él se casa con su "hermana" Rebeca. Rebeca no es la hija de Úrsula, sino una huérfana que Úrsula ha incorporado en su casa. Surge pues la cuestión eterna: ¿La identidad se define con razón de "Blut und Bodem" (la concepción dicha alemana) o de razón de comunidad o uso (la concepción dicha francesa)?
¡No podemos olvidar que esas transgresiones también son motivos de humor!

"Magical realism and the theme of incest in One Hundred years of Solitude."

En su artículo [5] sobre Cien años de soledad, Edwin Williamson analiza dos aspectos de la novela de Gabriel García Márquez que califica de ser "elusive and enigmatic" (w, 45)[6], a saber su género y el motivo de incesto. Prueba en su artículo que esos dos, el género del realismo mágico y el incesto, son íntimamente unidos, e indican el curso negativo de la historia.

La definición del término de "realismo mágico" no plantea un problema:

At the level of simple definition there can be little disagreement: magical realism is a narrative style which consistently blurs the traditional realist distinction between fantasy and reality.".

Pero esa definición permite dos consecuencias divergentes que están problemáticas en cuanto Cien años de soledad. La primera consecuencia posible de esta definición modesta puede ser que el universo intraficcional de Cien años de soledad es "autarchic, creating trough the act of narration special conditions of development and meaning which enable the fictive imagination to achieve a free- floating state of pure self-reference akin to the exhilarated innocence of children at play". Esta visión posible sobre el realismo mágico contiene el reproche implícito a Gabriel García Márquez de haber estetizado la historia de Latinoamérica. La segunda consecuencia posible de esta definición modesta es que García Márquez ha inventado un nuevo tipo de realismo, que sería el variante latinoamericano del realismo europeo.

The other account would have magical realism expand the categories of the real so as to encompass myth, magic and other extraordinary phenomena in Nature or experience which European realism has tended to exclude. (w, 45)

Al pesar del hecho de que García Márquez mismo ha muchas veces afirmado que eso es su visión del realismo mágico, Willamson rechaza esta visión porque produce una lectura muy negativa.

As such, it would appear to condem Latin America to a hopeless condition of historical failure, allowing gno scope for change or free human action. (w, 46)

A causa de un rasgo que ambos tienen Williamson instaura la similitud en la novela entre el "grado" de realismo mágico y la presencia de incesto. Todo como el realismo mágico, el incesto no hace diferencia entre el "mismo" y el "otro".

The dialectic between identity and difference does nevertheless operate symbolically within the fictional world of Macondo. It is conveyed through the motivating theme of incest. <...> In this sense, incest can be taken as a symbolic equivalent of the solipsism that underlies magical realism. (w, 47)

Por ejemplo, el declive de Aureliano se combina con una relación incestuosa con su tía Amaranta Úrsula, de tal manera que se sienten un cuerpo. El empleo recurrente de los mismos nombres para los miembros de la familia (w, 52) corrobora esa hipótesis (sabiendo que la familia curre al declive).
Es posible de ver la acción de la novela como una lucha incesante para guardar la diferencia entre el "mismo" y el "otro". Esa lucha se hace de dos maneras. Una, la de Úrsula Iguarán, es la del tabú. Una vez que Úrsula está muerte, el incesto entra de manera más convincente, y es el símbolo del enclive de la familia. El tabú hace también que cada anhelo está sospechoso, esto frustra y lo hace difícil de estar feliz.

Otra es la de la acción de cultivar una propia personalidad o dedicarse a la ciencia, lo que es instaurar un nuevo orden. Algunas personas intentan de cultivarse, pero con el tiempo tienen de nuevo dificultades de distinguir entre el "mismo" y el "otro". Cómo por ejemplo el coronel Aureliano Buendía cuyo voluntad de rechazar a los conservativos, lo cambia en lo que rechaza, a saber la violencia conservativa. El interés por la ciencia, que extingue poco a poco, de José Arcadio Buendía es otro ejemplo. Esos ejemplos muestran que, a diferencia de lo que los personajes manifiestan, la decadencia de la familia no se debe al destino sino al comportamiento de los personajes mismos.

It shows that the process of degeneration is set in train by a free human choice, a loss of nerve in fact, and not by some irresistible force of destiny <...>. The unbreakable circle of fate that will appear to enclose the history of the Buendías is, as we shall see, an illusion crreated by the characters. (w, 49)

En Cien años de soledad hay también dos visiones sobre la historia. Una, la de Aureliano Babilonia, es más solipsista, y incestuosa.

Aureliano"s reading might be termed "incestuous"; it is devoid of objectivity , of reference to an external reality and to linear time. (w, 59)

Es circular, porque refiere gradualmente más a si mismo, sabiendo que el texto misterioso de Melquíades (un espejo) se lee lo que ocurre al final de la novela.
Otra, es más lineal, y es simbolizado a través de la voz de Márquez. Esa nos da, de una manera original, la posibilidad de ver atrás la visión de Aureliano. Lo hace instaurando un espejo del discurso de Aureliano. Eso provoca distancia.

By confronting these two mirrors Gabriel imbues his novel with an ironical duality. (w, 61)

A pesar del final pesimista de Macondo y de la novela, hay algo positivo al final de la novela. El narrador nos sugiere que el espejo de Aureliano es tal vez un espejismo. Sugiriendo eso, puede decir que el final trágico de Macondo o la ausencia de una segunda oportunidad, sólo vale para los que tienen una visión solipsista, y no por los otros.

This parenthetical alternative cracks the surface of the "speaking mirror" to reveal the underlying choice between illusion and reality; it invites the reader to question the validity of Melquíades"s prophecy and to repudiate the apocalyptic mirage created by those characters like Aureliano Babilonia who have condemned thmeselves to magical realism and for whom there is, in consequence, no second chance for salvation.

Con esa reflexión, Williamson termina su artículo.

Algunas reflexiones sobre el artículo

Con su artículo, Williamson ha intentado clarificar la novela misteriosa de Márquez. Por eso elige dos de sus características que son de verdad importante y prueba que están unidas con el curso negativo de la historia.

Aunque creo que el realismo mágico del libro y el tema del incesto están mas claramente explicados del punto de vista de la modernidad y de la trasgresión. Como lo he indicado en la segunda parte de mi trabajo, Cien años de soledad es una novela que pone la atención y cuestiona su estatuto ficcional. La novela es modernista en el segundo grado. El lector no solo ve los personajes y el mundo ficcional a través el paradigma del narrador; también lo ve a través de los diferentes paradigmas de esos diferentes personajes descritos. El autor confronta de tal manera las diferentes visiones en el mundo de Macondo que siembra dudas sobre la posibilidad de contar la historia de Macondo. Sugiero tal vez que Cien años de soledad se aproxima de ser posmodernista, pero no quiero intentar la discusión.

Williamson tiene razón cuando ve el incesto como la interrogación entre "mismo" y "otro", pero creo que Márquez ha particularmente querido aumentar con eso la trasgresión en su libro. Con esa cuestiona las normas (éticos, políticos,...) que utilizamos y también -como escribe Williamson- explora las fronteras entre "mismo" y "otro".

Bibliografía

Bataille, G. 1970. Oeuvres complètes. Paris: Gallimard.

García Márquez, G. 19836. Cien años de soledad. Madrid: Selecciones Austral.

Williamson, E. 1987. "Magical realism and the theme of incest in One Hundred Years of Solitude". IN: Mac Guirk, B. Cardwell, R. Gabriel García Márquez: new readings. Cambridge Iberian and Latin American Studies. Cambridge: Cambridge University Press. 45-63.

Notas

[1] moe ahevild wèrn

[2] La primera frase de la novela: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía <...>" nos da la falsa interpretación que el libro sea una inmensa escena retrospectiva. No es la única vez que el narrador engaña a los lectores.

[3] Las cifras entre paréntesis precedidas de "cas", refieren a las páginas en el libro.

[4] Bataille, G. 1970. Oeuvres complètes. Volumen X: 66.

[5] Williamson, E. 1987. "Magical realism and the theme of incest in One Hundred Years of Solitude". IN : Mac Guirk, B. Cardwell, R. Gabriel García Márquez: new readings. Cambridge Iberian and Latin American Studies. Cambridge: Cambridge University Press. 45-63.

[6] Los números entre paréntesis precedidos de "w", refieren a los páginas del artículo de Edwin Williamson.


Se puede utilizar fragmentos del texto a condición de indicar el autor y el sitio de este texto.
Por cada observación o pregunta: groupedumercredi@uitgeverijlef.be

Dernière mise à jour: 2012 11 30 Valid XHTML 1.0 Transitional